Por Joan Navarro García

DEFINICIÓN DE GRIPE:

La gripe es una infección aguda de las vías respiratorias causadas por virus gripales específicos. Aunque existan casos esporádicos, suelen aparecer en forma de grandes epidemias, originando entonces una gran morbilidad, acompañada de mortalidad no despreciable, generalmente por complicaciones infecciosas. La trascendencia sanitaria y socioeconómica de las citadas epidemias ha suscitado gran interés por el mejor conocimiento de la enfermedad, que permita prevenirla. Este objetivo es difícil por la gran facilidad con que aparecen variaciones antigénicas impredecibles.

La primera gran pandemia de gripe registrada es la de 1889. Desde entonces han ido apareciendo otras, como las de los años 1918, 1957 y 1965, además de epidemias en 1933, 1947, y 1977. La más grave fue la de 1918, que ocasionó de 30 a 50 millones de muertos y fue seguida de graves complicaciones neurológicas (encefalitis letárgica de Von Ecónomo; una variante de la enf. De Parkinson).

Hospital de San Pablo (Barcelona) en 1918

Hospital de San Pablo (Barcelona) en 1918

Existen tres tipos de virus de la gripe, denominados A, B y C, que se consideran géneros pertenecientes a la familia de los Ortomixoviridiae.

Fuente : Wikiteca

Están relacionados biológicamente por su capacidad infectante del embrión del pollo, capacidad de aglutinación de los hematíes in vivo y afinidad por el epitelio respiratorio de diversos mamíferos. Sin embargo, antigénicamente son distintos, por lo que la inmunidad frente a un tipo como el A no confiere protección contra los otros dos, B y C. El microscopio electrónico demuestra que se trata de virus de 80-100 nm de diámetro (mil millonésima parte de mm.), de forma esférica o filamentosa. Esta última puede alcanzar 400nm. de longitud.

Fuente : infogripe.org

Fuente : infogripe.org

Poseen una envoltura lipídica bimolecular que, por dentro, recubre a una caja proteica llamada membrana (M) o matriz, y por fuera queda prolongada por unas proyecciones glucoproteicas con actividad hematoglutínica o neuroaminidásica. Estas profusiones desempeñan un papel destacado en la biología e inmunología del virus. En efecto, la hemaglutinina (H) es responsable de la unión del virus a los receptores celulares y la neuroaminidasa (N) libera el virus de la unión a dichos receptores específicos en caso de que la penetración intracelular fracase, y asimismo de las células durante el ciclo de replicación de las mismas. Pero, además,ambas glucoproteinas H y N se comportan como potentes antígenos (especialmente la hemaglutinina) que suscintan la producción de anticuerpos protectores por parte del organismo, lo que les confiere gran importancia sanitaria. El anticuerpo anti-H neutraliza la infectividad vírica, por lo que es el principal responsable de la inmunidad. En cambio, el anticuerpo anti-N, limita la replicación vírica, por lo que reduce la gravedad de la infección. En el interior de la envoltura se halla la nucleocápside. Consta de ocho segmentos y está formada por una doble hélice constituida por una sola nucleoproteina (NP) y por el genoma de ácido ribonucleico (RNA) fragmentado en segmentos. Existen, además, tres proteínas polimerasas (P), muy importantes en la replicación vírica, y dos proteinas no estructurales en la replicación vírica, y dos proteínas no estructurales (NE), cuya función se ignora. Las proteínas internas M, P y NP son antigénicamente indistinguibles en todos los virus A de la gripe, pero distintas de las de los virus gripales B y C. Por eso, la distinción tipoespecífica de los virus gripales A, B y C se realiza mediante reacciones sexológicas en las que intervienen las citadas proteínas internas.

Hay que examinar por separado la del virus A de la de los virus B y C (enlace Farreras medicina interna), por ser completamente distintos. En el presente artículo sólo hablaremos de la variante A.

Virus A:

El tipo A de la gripe es causa de brotes epidémicos o de epidemias, más o menos extensas, que ocurren casi cada año (o cada dos a cuatro años, como máximo) y de pandemias, que acontecen cada diez años o más. Una epidemia es un brote de gripe confinado en una ciudad, región o país, mientras que en las pandemias la difusión de la enfermedad es mundial. La causa de la aparición de las epidemias y las endemias radica en la extraordinaria, y prácticamente única, capacidad de variación antigénica del tipo gripal A. En efecto, el tipo A puede sufrir dos clases de variación antigénica que afectan a las proyecciones glucoproteicas hemaglutinina (H) y neuroaminidasa (N). Las variaciones mayores resultan de modificaciones importantes en la secuencia de los aminoácidos del antígeno H y, menos veves, del N. Tales modificaciones parecen supeditadas a una reordenación de los segmentos de genoma vírico, que ya hemos dicho que se halla fragmentado. Sin embargo, también se ha sugerido, apoyándose en experiencias de laboratorio, que en la naturaleza podría ocurrir una recombinación espontánea de segmentos pertenecientes a los del genoma del tipo A y de otros virus gripales zoonóticos que infectarían simultáneamente a ciertos animales como cerdos y pavos, o al intercambio de segmentos entre dos virus gripales que infectan simultáneamente a la misma célula. En cualquier caso, esta modificación antigénica mayor daría origen a una nueva hemaglutinina o neuroaminidasa provista de propiedades antigénicas completamente diferentes de las anteriores, por lo que, hasta cierto punto, podría hablarse de la aparición de un nuevo virus. Así, en nuestro anterior siglo, hemos asistido a la aparición de cinco hemaglutinas diferentes que se designan con los símbolos Hsw 1, HO, H 1, H 2, y H 3; las denominaciones antiguas Hsw 1 y HO se consideran, actualmente, como variantes de H 1. En cuanto a la neuroamidasa, mucho más estable, sólo se ha registrado un cambio (de N1 a N2). Según como se combinen estos antígenos H y N, en lo que llevamos de siglo se han producido los siguientes subtipos del tipo A del virus de la gripe, cuyas denominaciones son: Hsw1N1, en 1918; HON1, en 1929; H1N1, en 1946; H2N2, en 1957; H3N2 en 1968, y H1N1 en 1977. Las pandemias más graves ocurren cuando varían los dos determinantes antigénicos H y N, como ocurrió en 1918 H1N1 (antes Hsw1N1) y en 1967 (H2N2).

En 1976 se detectó en los reclutas de Fort Dix, New Jersey, un brote gripal del subtipo Hsw1N1, identico al parecer, al que originó la pandemia mundial de 1918 (recuerdese que Hws1 se identifica hoy con una variante del H1).

Fuente (con Traducción automática de Google).

De 19.000 personas en Fort Dix, en enero de 1976, ≈ 32% eran reclutas (aprendices de base). Informó a los reclutas de Fort Dix durante 7 semanas de la formación inicial a través del centro de formación básica de recepción, donde vivieron y fueron procesados en el Ejército durante un intenso de 3 días de exámenes, procedimientos administrativos, y el adoctrinamiento. En el centro de recepción, las cohortes de la unidad de capacitación se formado. Los reclutas fueron agrupados en unidades de 50 miembros (secciones) y organizados en las empresas de 4 secciones de cada uno. Las unidades formadas por fin de semana se trasladó desde el centro de recepción a los cuartos de formación básica. Para prevenir enfermedades respiratorias, los reclutas fueron aislados en sus áreas de la empresa durante 2 semanas y restringida al puesto militar de 4 semanas. Los miembros del pelotón en contacto estrecho con los miembros del pelotón de otros, menos contacto con otras secciones en su compañía, y mucho menos contacto con otras empresas.

El 2 de febrero, Fort Dix, NJ, y personal del Departamento de Salud organizó para los estudios virológicos de muertes posiblemente causadas por la gripe . Hisopos traqueales adoptadas el 5 de febrero de un recluta que murió el 4 de febrero arrojó un agente desconocido quinta el 9 de febrero. El 10 de febrero, las pruebas de laboratorio han confirmado que una nueva cepa de gripe se encontraba circulando en Fort Dix, y que 2 cepas diferentes de influenza estaban causando la enfermedad. El 13 de febrero, las 5 cepas desconocidas fueron identificados como gripe porcina (Hsw1N1). La posibilidad de contaminación en el laboratorio se evaluó . No conoce la gripe porcina cepas estaban presentes en el Departamento de Salud de Nueva Jersey antes del brote de virus de laboratorio de Fort Dix. Además, todos los virus desconocidos Fort Dix forma independiente aisladas de muestras originales de los CDC y el Walter Reed Army Institute of Research (WRAIR), Washington , DC. Además, 2 pacientes con el virus de la novela de los aislados tenían fase de convalecencia, homóloga, la inhibición de la hemaglutinación (HAI), los títulos de anticuerpos de 1:40-1:80, de conformidad con las infecciones recientes. La nueva cepa de influenza se identificaron de forma independiente en 3 diferentes laboratorios y pruebas serológicas desarrollado dentro de 15 días después de los ejemplares originales fueron recolectadas.

En esta última fecha, el virus contagió a los cerdos y por eso se ha hablado de virus porcino. Pues bien el brote de1976 en Fort Drix tuvo un origen porcino. Por este temor se sobre vacuno y aumentó el síndrome de Guillain-Barré (http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000684.htm) de ocho a diez de la prevista.

Citando a la OMS:

¿Podremos evitar las complicaciones derivadas de la vacuna contra la gripe porcina (síndrome de Guillain-Barré) que aparecieron en 1976 en Estados Unidos de América?

El síndrome de Guillain-Barré es un trastorno agudo del sistema nervioso. Se ha observado a raíz de diversos tipos de infección, entre ellos la gripe. Ciertos estudios parecen indicar que las vacunas contra la gripe estacional estarían asociadas a un mayor riesgo de contraer el síndrome de Guillain-Barré, cifrado en uno o dos casos por millón de personas vacunadas. Durante la campaña de vacunación contra la gripe de 1976, este riesgo aumentó hasta 10 casos por millón, y la vacuna fue retirada.

La fabricación de las vacunas antipandémicas se atendrá a unas normas establecidas. Sin embargo, se trata de productos nuevos, por lo que siempre habrá un riesgo de que ocasionen reacciones ligeramente diferentes en las personas. Es esencial observar e investigar muy de cerca la evolución de todos los eventos adversos graves que se producen a raíz de la administración de una vacuna. Los sistemas de vigilancia de la seguridad son parte integrante de las estrategias adoptadas para la obtención de nuevas vacunas contra la gripe pandémica. El control de la calidad en los procesos de producción ha mejorado sustancialmente desde los años 70.

Conocer la Pandemia:

La OMS estima que la pandemia está en fase inicial y el virus A (H1N1) infectará al 30%  de la población. La gripe común anual afecta al 5-20% de la población.
A partir de 50-90 casos por 100.000 habitantantes es indice epidémico. Algunos inviernos de mucha gripe en España se superan los 1ooo.    Se atributen unos 40 millones de muertes a la pandemia de 1918. A la de 1957, 2 millones; y a la de 1968 tan sólo 1 millón. La gripe causa cada año de 250.000 a 500.000 muertes. La de 1918 triplicó la tasa de mortalidad de una gripe común fuerte.
La gripe de 1918 causó 300.000 muertos en España (2% de la población); si estos datos los extrapolaramos a la población actual del país, y claro está sin contar con los abances científicos, obtendríamos la cifra aproximada de 920.000 muertos.    El Ministerio de Sanidad estima que el H1N1 causará al menos 8000, los decesos que se relacionan con la gripe cada año (muertes directas y por empeorar otras estrategias).    El 60% de los casos de gripe A H1N1 se da en menores de 18 años, incluso sanos.    El 2%-5% de los casos son graves (neumonias).
Los virus se transmiten mejor en frío, aunque sobreviven a 50 ºC. Es un virus contra el que no se está inmunizado.

Consejos frente a la Gripe A

Identificar los Síntomas: Fiebre de 38 ºC o mas, malestar general, dolor muscular, problemas al respirar, tos. Se aconseja acudir a un centro hospitalario.

Prevención: Ventilar los espacios cerrados, evitar lugares hacinados o espacios de mucha confluencia (cines, teatros…), lavarse bien las manos, taparse la boca al estornudar, utilizar pañuelos desechables, si se ha contraido la gripe, si no queda ingresado en un centro hospitalario, permanecer en su domicilio. Utilización de mascarillas en función del riesgo (quien cuide enfermos y in extremis en espacios hacinados o de confluencia).

Viajes: La OMS no se ha pronuciado al respecto ni a restringido los viajes a ningún país.

Tratamiento: El tratamiento con antibióticos no es eficaz contra el virus.Solo se utilizan los antibióticos para las posibles complicaciones por otras infecciones.

Los antivirales TAMIFLU y RALENZA reducen el daño del virus ( de momento son de uso hospitalario) aunque en otoño se prevé dotar a las farmacias; con el requisito de presentar receta médica.

Vacuna: Todavía no existe vacuna de la gripe A H1N1 de una forma oficial; aunque se probaron en el brote de 1976 en New Jersey. Como mínimo vacunar de la gripe común 09-010 (enlace recomendación OMS) anual que recomienda la OMS a grupos de riesgo (ancianos, niños, enfermos inmunodeprimidos, embarazadas). En Gran Bretaña incluidos toxicómanos tratados con metadona. Pero dicha vacuna no protege de la gripe A N1H1.

Prevención en casa: Mantenerse en buena forma; aunque también puede atacar. Dormir bien e intentar reducir el estrés que debilita el sistema inmunitario del organismo.
Alimentación saludable y equilibrada; pues contribuye a tener una mejor salud y a ser más resistentes. Los dietistas avanzados aconsejan prescindir de las carnes y reforzar el consumo de legumbres, cereales, hortalizas y frutas.
La medicina tradicional china aconseja a tomar infusiones calientes (sauce blanco, drosera) y disponer de soluciones para evaporar de plantas antisépticas (eucalipto).
Como medicinas naturales podemos utilizar la equinacea (enlace) (no utilizar inmunodeprimidos o personas que esten tomando corticoides). Eleuterococo (no en hipertensos, cardiacos o diabéticos). Própolis. Tomillo; el timol es un potente antiséptico natural.
Como remedio homeopático es muy aconsejable Anas Barbarie (enlace) 200k una vez al día para estimular y aumentar las defensas.

Continuará…

Conocer la Pandemia:

La OMS estima que la pandemia está en fase inicial y el virus A (H1N1) infectará al 30% de la población. La gripe común anual afecta al 5-20% de la población.

A partir de 50-90 casos por 100.000 habitantantes es indice epidémico. Algunos inviernos de mucha gripe en España se superan los 1ooo.

Se atributen unos 40 millones de muertes a la pandemia de 1918. A la de 1957, 2 millones; y ala de 1968 tan sólo 1 millón. La gripe causa cada año de 250.000 a 500.000 muertes. La de 1918 triplicó la tasa de mortalidad de una gripe común fuerte.

La gripe de 1918 causó 300.000 muertos en España (2% de la población); si estos datos los extrapolaramos a la población actual del país, y claro está sin contar con los abances científicos, obtendríamos la cifra aproximada de 920.000 muertos.

El Ministerio de Sanidad estima que el H1N1 causará al menos 8000, los decesos que se relacionan con la gripe cada año (muertes directas y por empeorar otras estrategias).

El 60% de los casos de gripe A H1N1 se da en menores de 18 años, incluso sanos.

El 2%-5% de los casos son graves (neumonias).

Los virus se transmiten mejor en frío, aunque sobreviven a 50 C.

Es un virus contra el que no se está inmunizado.

CONSEJOS GRIPE A:

SINTOMAS: Fiebre de 38 C o mas, malestar general, dolor muscular, problemas al respirar, tos. Se aconseja acudir a un centro hospitalario.

PREVENCIÓN: Ventilar los espacios cerrados, evitar lugares hacinados o espacios de mucha confluencia (cines, teatros…), lavarse bien las manos, taparse la boca al estornudar, utilizar pañuelos desechables, si se ha contraido la gripe, si no queda ingresado en un centro hospitalario, permanecer en su domicilio. Utilización de mascarillas en función del riesgo (quien cuide enfermos y in extremis en espacios hacinados o de confluencia).

VIAJES: La OMS no se ha pronuciado al respecto ni a restringido los viajes a ningún país.

TRATAMIENTO: El tratamiento con antibióticos no es eficaz contra el virus.Solo se utilizan los antibióticos para las posibles complicaciones por otras infecciones.

Los antivirales TAMIFLU y RALENZA reducen el daño del virus ( de momento son de uso hospitalario) aunque en otoño se prevé dotar a las farmacias; con el requisito de presentar receta médica.

VACUNA: Todavía no existe vacuna de la gripe A H1N1 de una forma oficial; aunque se probaron en el brote de 1976 en New Jersey. Como mínimo vacunar de la gripe común anual que recomienda la OMS a grupos de riesgo (ancianos, niños, enfermos inmunodeprimidos, embarazadas). En Gran Bretaña incluidos toxicómanos tratados con metadona. Pero dicha vacuna no protege de la gripe A N1H1.

PREVENCIÓN EN CASA:

Mantenerse en buena forma; aunque también puede atacar.

Dormir bien e intentar reducir el estrés que debilita el sistema inmunitario del organismo.

Alimentación saludable y equilibrada; pues contribuye a tener una mejor salud y a ser más resistentes. Los dietistas abanzados aconsejan prescindir de las carnes y reforzar el consumo de legumbres, cereales, hortalizas y frutas.

La medicina tradicional china aconseja a tomar infusiones calientes (sauce blanco, drosera) y disponer de soluciones para evaporar de plantas antisépticas (eucalipto).

Como medicinas naturales podemos utilizar la equinacea (no utilizar inmunodeprimidos o personas que esten tomando corticoides). Eleuterococo (no en hipertensos, cardiacos o diabéticos). Própolis. Tomillo; el timol es un potente antiséptico natural.

Como remedio homeopático es muy aconsejable Anas Barbarie 200k una vez al día para estimular y aumentar las defensas.

Las opiniones aquí expuestas pertenecen a sus autores y no son necesariamente compartidas por otras personas implicadas en la página.




Una respuesta a “Prevención y tratamiento… todo sobre la Gripe A o Virus H1N1”
  1.  
Escribe un comentario