Por Joan Navarro García

1. Generalidades:

El hígado es la mayor víscera en tamaño de nuestro organismo.

Su peso en una persona adulta es de aproximadamente 1.500 gr.

Se encuentra alojado debajo de la cúpula diafragmática. Su parte superior está en relación con la pleura y el pulmón d. y su parte superior está en relación con la cavidad abdominal (colon derecho y páncreas); la cara posterior con el riñón derecho

Es un órgano altamente vascularizado.

Representación del higado

Representación del higado

2. Funciones:

El hígado interviene en la mayoría de procesos metabólicos del organismo. Recibe todos los productos finales de la absorción de proteínas, hidratos de carbono y grasas transformándolas en sustancias más complejos indispensables para el funcionamiento normal de los seres vivos.

Además controla la producción y secreción de la bilis, regula la concentración en la sangre de pequeñas moléculas indispensables para la vida normal de nuestro organismo.

Tiene capacidad de eliminar ciertos medicamentos, hormonas y otros productos metabólicos….bilirrubina (agregar enlace)….

3. Exploración:

Visual: Existencia de ictericia (enlace)

Uñas blancas sin lúnula. Contractura palmar.

Arañas vasculares. Fragilidad capilar.

Hipogonadismo (ausencia o disminución del vello axilar y pubiano, atrofia testicular o ginecomastia).

Comedones, hipertricosis (enlace).

Lado derecho del abdomen elevado.

Abdomen con muestras de distensión por líquido ascítico

Ascitis.

Abdomen con muestras de distensión por líquido ascítico

Palpación y Percusión.

4. Exploraciones complementarias:

Bilirrubina, GOT, GPT, GGT, Fosfatasa alcalinas.

Las GOT y GPT no son exclusivas del hígado también se pueden encontrar en pulmones, corazón y cerebro.

El virus de la hepatitis B y C son las infecciones crónicas más comunes en el mundo que se contagian a través de la sangre; alrededor del 70% de las personas que han estado expuestas a situaciones de riesgo no saben que están contagiadas. Se estima que cada año, un promedio de 85% de personas infectadas con hepatitis desarrollará una infección crónica.

Las hepatitis se contagian principalmente por contacto directo con la sangre, ya sea por una laceración en la piel o a través de las membranas mucosas. El virus de la hepatitis es una infección del hígado que causa inflamación y que puede causar cirrosis (cicatrización de hígado), cáncer del hígado o insuficiencia hepática. Cada año se registran entre 10.000 y 12.000 muertes por hepatitis.

¿Cuál es el tratamiento para la hepatitis?

Las terapias aprobadas por la OMS son la monoterapia con interferón.

¿Qué es el interferón?

El interferón es un tipo de proteína que producen las células del cuerpo como reacción a la hepatitis viral y otras infecciones. El interferón estimula el sistema inmune del cuerpo para ayudarle a combatir las infecciones virales e inhibir la replicación viral en el interior de las células del hígado.

Sólo se necesita una inyección por semana. En la terapia de combinación, el interferón se da junto con el antiviral ribavirina (enlace).

¿Cuáles son los efectos colaterales del interferón?

Los efectos colaterales incluyen síntomas semejantes a los de la gripe como fiebre, escalofríos, dolores de cabeza, dolores musculares, dolores en las articulaciones, cansancio y debilidad. Estos efectos colaterales por lo regular disminuyen al continuar el tratamiento. Algunos pacientes pueden sufrir de depresión. El interferón puede causar o agravar padecimientos neuropsiquiátricos, auto inmunes, isquémicos (irrigación sanguínea insuficiente) o infecciosos. La ribavirina usada en la terapia de combinación puede causar un tipo de anemia.

La Dieta y la Hepatitis:

¿Cuál es la relación entre la dieta y la hepatitis?

Las personas infectadas con el virus de la hepatitis deben llevar una vida saludable con una dieta balanceada, baja en grasas y evitar el alcohol. Una dieta rica en carbohidratos complejos puede aportar calorías y evitar la pérdida de peso. Como la infección de la hepatitis puede causar la pérdida de apetito, se recomienda comer varias porciones pequeñas de comida durante el día. Suficiente reposo y ejercicio moderado pueden contribuir a una sensación de bienestar.

El alcohol y la hepatitis:

El alcohol es una toxina muy nociva para el hígado y sus complicaciones, incluyendo cáncer del hígado. Los pacientes con hepatitis tienen una mayor incidencia de daño hepático severo, cirrosis y una menor sobrevivencia que las personas sin el virus. Se cree que la ingesta de alcohol en personas con hepatitis acelera el proceso de la enfermedad hepática Se recomienda evitar el alcohol totalmente.

Hierro y hepatitis:

Wikipedia.org

Wikipedia.org

El hierro juega un papel importante en metabolismo del hígado ya que es el órgano principal donde se deposita este metal. Los pacientes con hepatitis crónica pueden tener un aumento en la concentración de hierro en el hígado. El exceso de hierro puede ser dañino al hígado. Estudios sugirieren que niveles elevados de hierro reducen la respuesta al interferón en los pacientes con hepatitis. Los pacientes con hepatitis crónica con niveles de hierro elevados o que tienen cirrosis deben de evitar alimentos que contengan hierro como lo son las carnes rojas, el hígado, los cereales fortificados con hierro, así como evitar cocinar con utensilios que tengan una cubierta de hierro.

La grasa o la obesidad y la hepatitis:

Se recomienda que los pacientes con hepatitis crónica mantengan un peso adecuado. Para aquellos que sufren de obesidad, es importante que empiecen un régimen de ejercicio y una dieta bien balanceada, baja en calorías. Los pacientes con hipertrigliceridemia deben llevar una dieta baja en colesterol y los que padezcan diabetes baja en azúcar. Es importante que todos los pacientes consulten con su médico antes de empezar cualquier tipo de dieta o programa de ejercicio.

La proteína y la hepatitis:

Consumir una cantidad adecuada de proteína es importante para desarrollar y mantener la masa muscular, así como para ayudar a sanar y reparar el organismo. La ingesta de proteína debe ser de acuerdo al peso y la condición médica de la persona. Para lograr la regeneración de las células hepáticas en pacientes no cirróticos, se recomienda 1.0 a 1.5 gramos de proteína por kilogramo de peso en la dieta diaria. En un porcentaje pequeño pero significativo de pacientes con cirrosis se puede desarrollar una complicación conocida como encefalopatía o estado mental deficiente. Los individuos afectados pueden mostrar desorientación y confusión. Se desconoce la causa precisa de la encefalopatía. Hay quienes creen que se debe eliminar la proteína animal de la dieta y adherirse a una dieta vegetariana para ayudar a mejorar el estado mental del paciente. A los pacientes que están en riesgo de desarrollar encefalopatía se les recomienda comer no más de 6 a 8 gramos de proteína animal por kilogramo de peso

5. Diagnóstico:

Muchas veces, las personas que están infectadas con el virus de la hepatitsis no saben que lo tienen ya que no tienen los síntomas específicos (pérdida de apetito, dolor abdominal, malesrar general). Algunas personas muestran enzimas hepáticas elevadas en un análisis de sangre de rutina (alaninaminotransferasa o ALT), y a otras les encuentran anticuerpos de hepatitis positivos cuando van a donar sangre.

Después de tres meses de haber sido expuesto al virus el 90% de las personas infectadas tendrán anticuerpos detctables. Desde 1992 existe un análisis más específico para el anticuerpo con el cual se elimaron los falsos positivos. En general, enzimas hepáticas elevadas y un análisis positivo de anticuerpos indican que la persona tiene hepatitis vírica crónica. Algunas personas (15 – 25%) que se pueden recuperar de la hepatitis vírica aguda, pero su análisis del anticuerpo permanecerá positivo.

La prueba de anticuerpos de hepatitis C es la mejor manera de determinar si ha estado expuesto al virus. Usted puede hacerse la prueba con su médico o cualquier clínica. Existe una prueba aprobada por la OMS que usted mismo puede hacerse (Hepatitis C Check) y puede conseguir por teléfono o a través de Internet. Otras pruebas que se pueden hacer incluyen RIBA, HCV RNA y otra pruebas bioquímicas del hígado. Normalmente se hace una biopsia de hígado para confirmar la enfermedad subyacente, determinar la severidad del daño hepático y la necesidad de tratamiento.

6. RIESGO:

La hepatitis vírica puede afectar a cualquier persona sin importar su raza, edad o sexo. Existen factores que ponen en mayor riesgo a unas personas que a otras; como personas que pueden llegar a tener contacto con sangre usando instrumentos o agujas infectadas, personas que usan drogas intravenosas o bien trabajadores de la salud.

Otros riesgos potenciales incluyen el uso de cocaína a través de la nariz, tatuajes o perforaciones de la piel. También corren el riesgo de infección las personas que tienen relaciones sexuales sin protección o con múltiples parejas, especialmente si han tenido un historial de enfermedades venéreas.

Para reducir el riesgo de contagio, las personas que viven con individuos infectados con el virus de la hepatitis debe evitar compartir navajas de afeitar, cepillos de dientes, recortadores de uñas…

Se recomienda hacerse la prueba a aquellas personas que:

Recibieron una transfusión de sangre o transplante de órganos antes de 1992.

Usaron drogas intravenosas una sola vez o más.

Han estado en tratamiento de hemodiálisis por tiempo prolongado.

Recibieron factores de la coagulación antes de 1987.

Tienen pruebas hepáticas anormales.

Son trabajadores de la salud, personal médico de emergencia o trabajadores encargados de la seguridad pública, expuestos a objetos punzo cortantes, agujas infectadas, o líquidos corporales infectados con el virus de la hepatitis.

Que nacieron de una madre infectada con hepatitis.

Personas que tienen relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas o bien tienen un historial de enfermedades venéreas.

Que se hicieron tatuajes o perforaciones en la piel con agujas sin esterilizar.

Que usaron cocaína por vía nasal compartiendo los utiles para la esnifación de dicha sustancia.

Que han estado expuestas a hojas de afeitar o cepillos de dientes de una persona infectada con el virus de la hepatitis ( por ejemplo compartiendo estos objetos en peluquerías –navajas de afeitar-).

NOTAS DE INTERÉS:

Cociente GOT/GPT 1.3 a 1.6

Aproximadamente normalidad transaminasas 20 U.I.

Cociente GOT/GPT en hepatitis víricas es inferior a la unidad.

Cociente GOT/GPT mayor a 1 con transaminasas altas Hepatitis alcohólica.

GGT alta puede ser debida al alcohol, insecticidas o productos químicos.

Albumina sérica disminuida es un indicador de insuficiencia hepática, cirrosis.

Dislipemia. Alteraciones en el metabolismo del colesterol y los triglicéridos.

Las opiniones aquí expuestas pertenecen a sus autores y no son necesariamente compartidas por otras personas implicadas en la página.




Escribe un comentario